Implantes-en-Sevilla

Los implantes dentales han revolucionado el mundo de la odontología desde que aparecieron por primera vez, otorgándoles a aquellas personas que tenían falta de dientes la oportunidad de poder sonreír de nuevo y devolviéndoles la confianza y la seguridad que necesita todo ser humano para poder enfrentarse a la vida. Y es que, en estos tiempos modernos, una sonrisa blanca y perfecta no es solo es símbolo de belleza, sino también de salud.

¿Qué es un implante dental?

El implante dental es un producto que está clasificado como producto sanitario diseñado para sustituir la raíz del diente ausente y que mantiene el diente artificial en su lugar. Estos implantes generalmente tienen forma de tornillo y están fabricados con materiales que son compatibles con el hueso de la mandíbula y no producen rechazo por parte del cuerpo humano. Esto significa que no producen infecciones, permitiendo así su unión completa al hueso. La superficie de los implantes puede tener diferentes texturas y diferentes recubrimientos que son utilizados para aumentar la adhesión del implante al hueso. Los materiales más comunes utilizados en la fabricación de los implantes son: el titanio y la cerámica.

Los implantes son colocados debajo de las encías, más específicamente en el hueso de la mandíbula mediante cirugía. Una vez que están colocadas en su lugar, el odontólogo procede a colocar los dientes que reemplazan las piezas dentales perdidas del paciente. Al reponer los dientes que se pierden (ya sea por lesiones, por la edad o por algún otro motivo) con implantes se logra conservar una mayor cantidad de hueso alveolar el cual es reabsorbido cuando no se recibe ningún tipo de estímulo.

Los implantes están compuestos por diferentes piezas:

  1. El cuerpo: es la porción del implante dental que está diseñada para ser introducida de forma quirúrgica en el hueso de la mandíbula, con el fin de poder anclar los componentes protésicos o los dientes artificiales que servirán para ocupar el lugar del diente perdido. Generalmente, posee forma de tornillo.
  2. Módulo de cresta: esta es la pieza que tiene la forma del diente que va a ser reemplazado, es decir, puede tener la forma de los molares, colmillos o incisivos. Estas piezas artificiales están hechas generalmente de cerámica, porcelana o algún otro tipo de material similar a la estructura del diente. Estos materiales son muy resistentes a los golpes y a los elementos químicos que pueden tener algunos alimentos como las bebidas gaseosas o los alimentos procesados.
  3. Ápice: esta pieza es la que une el cuerpo con la cresta y se encuentra en un extremo del cuerpo. Va introducido en el interior del diente artificial con el fin de servir como guía o pieza de encaje la cual tendrá también una pequeña cantidad de pegamento especial o de cemento para así unir la pieza. También se aplica una pequeña cobertura sobre el módulo de cresta para poder evitar el crecimiento de tejidos dentro del implante o la acumulación de bacterias o alimentos.

¿Para qué se usan los implantes dentales?

El implante se utiliza para que se fusione con el hueso que se encuentra ubicado en la mandíbula y pueda proporcionar un soporte o una base estable para los dientes artificiales que se van a utilizar. Gracias a esto las prótesis dentales y los puentes que se colocan sobre los implantes no se mueven ni se deslizan en la boca, lo cual representa una gran ventaja especialmente cuando se mastica y cuando se habla, cosa que es muy difícil de hacer cuando se utilizan las llamadas prótesis removibles  (generalmente no suelen quedar bien ajustadas al arco bucal ni a las encías). Aparte de las ventajas ya mencionadas, este tipo de implantes ayuda a que los dientes artificiales y los puentes se vean y se sientan más naturales, porque pasan desapercibidos al ser muy similares a los dientes en cuanto a forma y material.

Para algunas personas las prótesis o los puentes tradicionales pueden resultar incómodos ya que suelen producir irritaciones y tienen bordes demasiado estrechos, por lo que pueden producir irritación o inflamación en las encías aparte de que también producen nauseas e incluso dolores de cabeza en algunos pacientes. Además, las prótesis tradicionales deben sujetarse a los dientes de ambos lados de espacio que se encuentre vacío, provocando en muchas ocasiones que las prótesis se salgan de su lugar resultando poco estéticas e incomodas.

A pesar de ello, cabe destacar que para poder recibir implantes, es necesario que se tengan encías saludables y un hueso adecuado que sea capaz de soportar el implante. Además, el paciente debe poner de su parte y comprometerse a mantener limpias sus piezas dentales artificiales ya que estas, como los dientes naturales, también acumulan restos de comidas y bacterias y, por lo tanto, pueden causar patologías infecciosas relacionadas con la boca. La higiene dental meticulosa es muy importante, así como también la visita regular al odontólogo, todo esto con la finalidad de que los implantes tengan éxito a largo plazo y poder así evitar cualquier irregularidad que pueda afectar la salud. A pesar de que los implantes suelen ser más costosos que los otros métodos, también es cierto que tienen una tasa de efectividad del 98%.

¿Cuándo están indicados los implantes dentales?

La falta de piezas dentales es algo que puede incomodar a la gente, ya sea de forma psicológica o de forma fisiológica, porque la ausencia de dientes puede provocar problemas de autoestima, así como también patologías que estén relacionadas con la boca. Sabiendo esto, no es para nado extraño que lleguen pacientes a los centros odontológicos pidiendo que se les sean reemplazadas sus piezas dentales por implantes, cosa que, a pesar de ser totalmente posible, dependerá del caso en particular y del criterio y juicio del odontólogo.

A pesar de que las necesidades del paciente están primero y también sus prioridades, la opinión nuestro odontólogo experto siempre estará por delante y será quien decida cuándo se deba realizar una intervención para la colocación de un implante. Como ya hemos dicho, los implantes dentales no solo están destinados a reemplazar los dientes perdidos del paciente, sino que también son una forma de recuperar la confianza y la seguridad que el paciente ha perdido debido a la falta de dientes, siento la colocación de implantes una alternativa mucho más eficiente para la solución de estos problemas. Algunos aspectos que se tienen en cuenta a la hora de indicar un implante son los siguientes:

  1. Una sola pieza dental faltante: estos son los casos más comunes y son pacientes que generalmente presentan un espacio dejado por el diente perdido, el cual pudo ser destruido por problemas de caries, golpes, una mala higiene u otras razones. Para estos casos se utilizan implantes unitarios que se colocan en el hueso alveolar y que servirán como raíz o anclaje para el hueso artificial. Como ya sabemos, cuando se coloca un implante en el hueso, el tejido se regenera y se fusiona con el implante. Por lo tanto, el resultado final será igual al de un diente natural.
  2. Ausencia de varias piezas: se trata de pacientes que han sufrido la perdida de varias piezas dentales. En este tipo de casos el experto recomienda e indica la intervención y la colocación de implantes parciales removibles. Estos implantes removibles tienen la característica de que la retención se da por medio de los otros dientes circundantes y por la mucosa, aparte de utilizar también unos apoyos y unos retenedores.
  3. Ausencia total: en el caso de los pacientes que tienen una pérdida total de dientes, las prótesis que se mencionan anteriormente, es decir, las prótesis removibles no ofrecen una retención adecuada y mucho menos comodidad, ya que durante el habla o la masticación los músculos de boca se mueven y se contraen, cosa que puede causar el movimiento de la prótesis y producir incomodidad y en algunos casos dolor debido al roce. Por ello, lo mejor es realizar una prótesis implanto soportada, la cual permite colocar desde 2 implantes y utilizar un sistema de prótesis en toda la boca para poder tener una prótesis fija bien atornillada.

¿Cuándo se puede comer tras un implante dental?

Una de las cosas que más preocupa a las personas que desean hacerse una intervención para colocarse un implante dental, aparte de si este procedimiento les dolerá y en cuánto tiempo verán los resultados, es también cuándo podrán volver a la normalidad de sus vidas y consumir los alimentos que consumían antes de la práctica ortodontista. Esta preocupación es lógica puesto que este es un proceso muy invasivo que puede ocasionar muchas molestias, así como también dolores. Generalmente, el procedimiento en sí se realiza en un sillón dental y todo el proceso se lleva a cabo bajo anestesia, por lo que no se produce dolor alguno, pero el postoperatorio en cambio sí puede causar dolor y muchas molestias.

Las recomendaciones varían según cada paciente y según también el tipo de operación que se haya realizado, así como también las condiciones personales de cada individuo. Pero a la hora de la verdad, la medicación, la bolsa de hielo, el reposo y también la dieta van a ser muy importantes a la hora de la recuperación del paciente después de la operación. A pesar de lo mencionado anteriormente, nosotros recomendamos no comer nada duro durante las primeras 4 o 5 horas después de la intervención, y tampoco en los días posteriores.

En realidad se puede comer después de que los efectos de la anestesia hayan pasado, pero lo mejor es no consumir alimentos duros durante un período de dos días y procurar que los alimentos blandos que se consuman sean masticarlos por el lado de la boca que no está intervenida. Los alimentos que más recomiendan los ortodontistas son: los helados, los yogures, sopas y beber abundantes líquidos (cabe destacar que los alimentos como las sopas u otros que lleven tiempo de cocción deben estar a temperatura ambiente para evitar posibles quemaduras debido a la falta de sensibilidad).

También hay algunos que no debes consumir después de haberte realizado la intervención:

  1. No tomar café ni bebidas calientes.
  2. No comer carnes durante los primeros 3 días.
  3. No consumir alcohol.
  4. No fumar.

Si los síntomas como la inflamación, el sangrado y el dolor duran más de 3 días, se debe acudir al médico de forma urgente, ya que puede haber alguna complicación con la intervención.

¿Cómo puedo cuidar de mis implantes?

A pesar de que el proceso de colocación de implantes es un proceso que se realiza cada vez con más frecuencia y que ha evolucionado a través de los años, esto no quiere decir que este procedimiento no precise de ciertos cuidados para poder llevar a cabo una recuperación sin contratiempos y que sea totalmente satisfactoria para el paciente.

Los procesos de recuperación y los consejos varían dependiendo del paciente y según el tipo de cirugía al a que fue sometida la persona, también de sus necesidades y de sus prioridades, pero generalmente recomendamos:

  1. Mantener la gasa apretada durante una hora después de que se haya realizado la intervención es muy importante para que la sangre coagule y el proceso de cicatrización empiece.
  2. Aplicar frío en la parte externa de la zona intervenida es muy importante para ayudar a reducir la inflamación, cosa que es muy común en este tipo de intervenciones y es un síntoma que suele perdurar durante los primeros dos a tres días.
  3. El consumo de bebidas calientes está prohibido hasta que se recupere la total sensibilidad de la zona afectada.
  4. No masticar con la zona intervenida ayudará a que los implantes se fijen y que estos no se salgan de su lugar.
  5. Evitar el esfuerzo físico durante el periodo de recuperación es muy importante.
  6. No hay que cepillarse los dientes de forma muy brusca o enjuagarse la boca durante las primeras horas para evitar escupir sangre y así interrumpir el proceso de cicatrización.
  7. El consumo de abundante agua es vital para que se produzca una cicatrización exitosa.
  8. Tomar sin falta los analgésicos y los antibióticos prescritos por el experto ortodontista es muy importante para que no haya futuras patologías que puedan afectar la salud del paciente.
  9. Tener una buena higiene y limpiar bien la boca y las zonas circundantes a la herida es muy importante para evitar infecciones y por consiguiente complicaciones.
  10. Después de que se retiren las suturas es muy importante (a pesar de que sea muy difícil) no tocar los implantes con la lengua y mucho menos con los dedos.

¿Cuánto tiempo duran los implantes dentales?

Como ya sabemos, los implantes dentales son piezas artificiales que se colocan en el hueso y reemplazan el diente perdido para que realice su función. Muchos de los pacientes creen que al tratarse de una pieza dental artificial, no necesitará los mismos cuidados que el diente, pero la verdad es que pasa todo lo contrario. A diferencia de los dientes artificiales, los dientes naturales tienen sus propios mecanismos de defensa que los ayudan a protegerlos de los químicos y de las bacterias. Cuentan por ejemplo con el esmalte dental, que es una de las sustancias más resistentes producidas por el cuerpo humano. Además, el hueso posee unas grandes propiedades regenerativas.

Muchos pacientes se hacen la siguiente pregunta ¿Cuánto duran los implantes de verdad?

Un implante dental puede durar toda la vida del paciente, siempre y cuando este cumpla con los cuidados necesarios y los mantenimientos adecuados para que su implante cumpla su función. Como todos sabemos, si unos dientes bien cuidados duran toda la vida, de igual forma lo harán unos implantes. Sin embargo, hay muchos factores que influyen a la hora de tener un implante en perfecto estado, como la salud de las encías y la higiene que tenga la persona. Esto quiere decir que en realidad el tiempo de duración no está establecido y no es el mismo para todas las personas. Algunos consejos que sí recomendamos los expertos a los pacientes para que estos les duren más sus implantes son los siguientes:

  1. Las encías: el cuidado de las encías es muy importante, ya que sirve para proteger las raíces de los dientes de los elementos y las bacterias. Esto se logra mediante la limpieza continua y el mantenimiento debido a la boca.
  2. Revisiones: las revisiones periódicas son un factor a tener en cuenta a la hora de cuidar nuestros dientes, porque es necesario llevar un control de los implantes y verificar cada cierto tiempo que se encuentren bien fijadas y que no se muevan de su posición. Recomendamos hacerse una revisión cada 6 meses o anualmente, para así poder evitar inconvenientes a largo plazo.

¿Por qué fracasan los implantes dentales?

Hoy en día gracias al constante avance de la tecnología y a la implementación de nuevos materiales de última generación, al desarrollo y perfeccionamiento de mejores técnicas en el mundo de la odontología, cada vez son más las personas que recurren a los clínicas odontológicas para ponerse implantes dentales con el fin de reemplazar aquellas piezas perdidas. No es extraño que muchas personas tomen esta decisión, pues la perdida de los dientes es un golpe significativo hacia nuestra salud bucal, así como también a nuestra imagen e incluso a nuestra seguridad y auto estima. Debido a esto, la popularidad de los implantes ha crecido exponencialmente con el paso del tiempo, ya que es la mejor manera de poder recuperar la sonrisa, la salud y la confianza.

A pesar de que la probabilidad de éxito de los implantes ha aumentado considerablemente en los últimos años (hasta una tasa de éxito de más del 95%), algunos implantes fallan y muchas personas se preguntan ¿Por qué? La realidad es que hay muchos factores que influyen a la hora de determinar un fracaso. Aquí te mostramos algunas de las causas más comunes del porqué de la falla del implante:

    1. Mala Praxis: este suele ser uno de los motivos más comunes del porqué un implante ha resultado fallido o porqué se ha salido de su lugar o ha provocado complicaciones. Cabe destacar que el proceso que conlleva la implementación de un implante es un proceso muy invasivo, ya que se introduce un clavo de titanio o de algún otro material compatible con el organismo del paciente para que estos se fusionen y sirvan como raíz o apoyo del diente artificial que se va a colocar. Por lo tanto, se necesita de un profesional con mucha experiencia y que esté capacitado para realizar este tipo de procedimientos quirúrgicos.
    2. Mala planificación: a veces ocurre que cuando uno piensa en realizarse un implante no se toman en cuentan los factores que puedan interferir en el proceso de recuperación tras la intervención. Factores como el tipo de implante que necesita, la salud del paciente, etc.
    3. Higiene: la higiene es un factor muy importante que influye en el proceso de recuperación y que puede determinar si un implante tendrá éxito o no. Hay que recordar que como los dientes naturales, los artificiales también necesitan cuidados, y de hecho, los dientes artificiales necesitan mucho más cuidado que los naturales porque estos no cuentan con los mecanismos de defensa antibacteriales que poseen los dientes naturales y mucho menos su capacidad de regeneración, ni el esmalte.
    4. Diabetes: las personas que sufren de diabetes, o bien pierden la capacidad de regeneración, o bien esta se ve afectada. Si eres diabético y deseas ponerte implantes dentales, lo mejor será que tengas un buen control sobre la enfermedad y que nos lo notifiques para poder procurar el mejor tratamiento.

Las Clínicas Dentalbell son centros odontológicos de confianza y para tu mayor tranquilidad contamos con los mejores expertos en implantología dental para que estés en buenas manos.

¿Es doloroso hacerse un implante dental?

El dolor es una de las preocupaciones principales de los pacientes que desean realizarse algún tipo de implantología, ya que la cultura y la televisión nos ha dado a entender que visitar al odontólogo es algo extremadamente doloroso y esto se nos ha inculcado desde pequeños, llegando a crear así complejo en los niños e incrementando en ellos las inseguridades con respecto a todo lo referente a la odontología.

El dolor suele ser la principal razón por que los pacientes se preocupan cuando los dentistas les plantean la posibilidad de resolver la falta de piezas dentales con la colocación de implantes artificiales. Sin embargo, hoy en día gracias al avance de la tecnología y al desarrollo y perfeccionamiento de las técnicas odontológicas y de los nuevos protocolos y estándares que existen, este proceso se lleva a cabo sin ningún tipo de dolor y bajo los efectos de la anestesia. Esto quiere decir que la cirugía de colocación de un implante se realizará normalmente con anestesia local en nuestra consulta.

Dicho esto, quizás los únicos dolores y molestias que sientas serán después de haber practicado la cirugía y estas molestias no durarán más de 3 días. Algunos de los síntomas que se pueden llegar a sentir son:

      1. Se puede llegar a sentir un poco de dolor en la zona afectada por la cirugía, pero esto es algo que es completamente normal y el dolor durará alrededor de tres días después de la operación.
      2. También se puede llegar a sentir un poco de hinchazón en la zona y se puede tener una fuerte de sensación de inseguridad y de incomodidad, ya que nuestro cuerpo no estará acostumbrado a tener ese tipo de implante.
      3. La cantidad de implantes que nos hayan colocado también serán un factor importante a la hora de determinar la cantidad de dolor que nos ocasionará y también del hueso y de la capacidad de regeneración que posea, porque cabe destacar que todos somos diferentes y cada caso es único.

¿Cuantos implantes dentales pueden hacerse de una vez?

La cantidad de implantes que se pueden colocar en una simple cirugía de implantología es un interrogante que siempre se han planteado todos los pacientes que llegan a nuestra consulta y no es para menos, porque para nadie es un secreto que una sonrisa perfecta puede llegar a significar muchas cosas, y más en estos tiempos en que una sonrisa no es solo símbolo de salud, sino de belleza.

Si queremos desarrollar un proceso de colocamiento de implantes, primero debemos realizar un buen diagnóstico para poder determinar la cantidad de implantes que el paciente puede colocarse y el tipo de cirugía que vamos a efectuar, ya que cada paciente es único y todos reaccionan de manera diferente a los tratamientos y al proceso de recuperación. Los principales factores que se toman en cuenta a la hora de realizar los implantes son: la morfología de la mandíbula del paciente (más específicamente el hueso maxilar y su reabsorción ósea y también la capacidad de regeneración que posea el hueso), la cantidad de hueso restante, la clase esquelética que posea el paciente, así como también la cantidad de calcio en el hueso y el tipo de dentadura que tenga la mandíbula.

Respondiendo a la pregunta de muchos pacientes, se sabe que los tratamientos que tienen que ver con las prótesis de implantes para la colocación de dientes fijos artificiales en el hueso maxilar pueden llegar a soportar desde 4 a 8 implantes, mientras que los tratamientos de implantes removibles se realizarán con un máximo de 6 implantes. Claro está que la intervención se volverá más delicada conforme aumente el número de implantes que se vayan a colocar. Siempre hay que tener en cuenta la opinión del odontólogo a la hora de realizase algún tipo de intervención de este tipo, ya que cada paciente es un mundo y tiene necesidades diferentes. De igual manera, se puede realizar una intervención para reemplazar todos los dientes de la boca que el paciente haya perdido, aunque para realizar este tipo de intervención se tienen que tener en cuenta muchos factores como el estado de salud del paciente para poder así evitar posibles complicaciones a largo plazo.

Conoce las ventajas de nuestro tratamiento de implantología dental

Implantes Unitarios: Disponemos de las mejores técnicas en implantología Cirugía guiada – Reconstrucción completa: Planificación 3D Tenemos a los mejores especialistas de España

consulta gratuita

Primera visita gratuita

 Higiene bucal + radiografía + ortopantomorafía GRATIS

tarjeta seguro

Tarjeta Seguro

Conozca todas las prestaciones gratuitas que integra el seguro Dental Bell.

financiación

Financiación 100%

En clínicas Dental Bell cuentas con todas las facilidades de pago sin interes.

Solicita una cita sin compromiso

Elige la fecha:
Hora:

Selecciona el centro: