Hipersensibilidad dental, causas y tratamientos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
La hipersensibilidad dental es ese dolor intenso y pasajero que sufrimos con ciertos estímulos. Bebidas frías o calientes, alimentos ácidos o dulces o incluso al tacto. ¿Por qué sucede? ¿Cómo evitarlo? ¡Te damos las pautas!
Sensibilidad dental

La hipersensibilidad dental es ese dolor intenso y pasajero que sufrimos con ciertos estímulos. Bebidas frías o calientes, alimentos ácidos o dulces o incluso al tacto.

Por qué se produce la hipersensibilidad dental

En el interior del diente encontramos la dentina, protegida por la encía en la raíz y el esmalte en su corona. El esmalte de la corona puede volverse más fino con el tiempo, disminuyendo así la protección de la dentina. También es posible que la encía se retraiga, dejándola así al descubierto.

En la dentina hay unos pequeños tubitos llenos de líquido donde se encuentran las terminaciones nerviosas. Ante ciertos estímulos como los ya mencionados, el líquido se desplaza provocando una reacción de dolor en las terminaciones nerviosas.

Por qué aumenta la hipersensibilidad dental

Éstas son algunas de las afecciones dentales más comunes que causan la hipersensibilidad dental.

Las caries

Las caries deterioran el esmalte, exponiendo así la dentina y facilitando el movimiento del líquido y por lo tanto el dolor.

Un cepillado demasiado fuerte

Los hábitos de higiene dental excesivos —cepillarse con demasiada frecuencia, fuerza o con un cepillo duro— pueden desgastar el esmalte del diente. Estos pueden causar también la retracción de las encías, exponiendo así la dentina.

Enfermedad de las encías

Cuando el tejido de las encías se inflama y debilita por la gingivitis, es posible que las encías se retraigan dejando la dentina expuesta.

Bruxismo

Si tus dientes rechinan cuando duermes o si los aprietas estando despierto, es bastante posible que estés desgastando el esmalte y exponiendo la capa de dentina subyacente.

Encías retraídas

Si la encía está retraída cerca de un diente sensible, la dentina se expone y causa sensibilidad. Cepillarte con demasiada frecuencia o fuerza puede causar también este problema.

¿Cómo librarme de la hipersensibilidad dental?

Lo primero es deshacernos de los hábitos y factores mencionados. Debemos utilizar un cepillo suave y acudir a nuestro dentista para hacer alguna restauración para tapar abrasiones, si es necesario.

Además, hoy existen una amplia gama de productos diseñados para esta problemática: pastas dentales, enjuagues, geles y sprays para la utilización diaria.

Jesús Vázquez Salas

Jesús Vázquez Salas

El Dr. Jesús Vázquez Salas forma parte de nuestro equipo médico de profesionales, con una dilatada experiencia en la especialidad de la odontología.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Al suscribirte aceptas recibir periódicamente en tu cuenta de correo los últimos artículos publicados