fbpx

¿Por qué llevar a los niños al ortodoncista?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Las visitas tempranas al ortodoncista ayudan a identificar los posibles problemas de desarrollo bucodental que tu hijo puede padecer y abordarlos ahora, en lugar de esperar hasta la adolescencia.
¿Por qué llevar a los niños al ortodoncista?

Cuanto antes lleves a tu hijo al ortodoncista, mejor será para él a largo plazo. Para ayudarte a decidir cuándo es el mejor momento para llevar a tu pequeño a hacerle una visita a nuestro ortodoncista familiar, hoy te contamos todos los beneficios que brindan las consultas tempranas y respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes que nos hacéis en consulta acerca de los tratamientos de ortodoncia:

¿Cuál es la edad apropiada para la primera visita al ortodoncista?

El mejor momento para la primera visita de un niño al ortodoncia debe ser a los siete años. Sin embargo, no te preocupe si tus hijos tienen ocho, nueve o más años y se han perdido esta revisión temprana. Todavía puedes programar una consulta para ellos hoy y averiguar si hay problemas de desarrollo que requieran tratamiento de ortodoncia.

¿A qué signos debemos estar atentos los padres?

Existen algunos síntomas concretos que los padres deberían vigilar en sus hijos, ya que son indicadores de que necesitan un chequeo con el ortodoncista. Algunos de estos signos son:

  • Chuparse el pulgar o el uso de chupete más allá de los tres o cuatro años
  • Tu hijo tiene una sobremordida o submordida evidente, donde los dientes superiores o inferiores no encajan y no puede cerrar los labios con naturalidad
  • Hay mucha separación entre los dientes permanentes
  • Los dientes permanentes están demasiado juntos y superpuestos (apiñamiento dental)
  • Los dientes permanentes están torcidos
  • Tu pequeño tiene problemas para morder y masticar
  • La mandíbula de tu hijo chasquea al morder, masticar o hablar
  • Se muerde accidentalmente y con frecuencia la parte interior de las mejillas
  • Respira más por la boca que por la nariz
  • El niño ronca habitualmente mientras duerme

¿Por qué se examina a los niños a esta edad?

Aunque los dientes de tu hijo parezcan estar rectos, pueden existir problemas que no aprecies a simple vista. Por ejemplo, a veces un diente de leche no se cae, pero el diente permanente sigue desarrollándose, y podría salir delante o detrás del diente de leche o incluso en ángulo. Si esto ocurre, los otros dientes podrían desplazarse y torcerse.

Otro motivo por el que hay que visitar al ortodoncista de manera temprana es para controlar el crecimiento y desarrollo adecuados de la mandíbula. Si la mandíbula de tu hijo no está creciendo lo suficientemente rápido, pero los molares y los dientes permanentes se están desarrollando más rápido, podría producirse apiñamiento en los dientes. Además, se revisa la mordida de la mandíbula para comprobar si tu hijo pudiera desarrollar una sobremordida o una submordida.

Si el ortodoncista de tu hijo descubre problemas potenciales, se pueden hacer diferentes recomendaciones basadas en el tipo de problema. Los ortodoncistas tendrán en cuenta las edades de los niños, sus necesidades específicas de tratamiento y su desarrollo psicológico al hacer sus recomendaciones.

Si no hay problemas, normalmente se programa una visita de seguimiento uno o dos años después. Esta visita de seguimiento es igualmente importante, ya que se comprueba que los dientes y la mandíbula continúen desarrollándose correctamente. Por otro lado, si ya existen problemas existentes, se podría recomendar un tratamiento de desarrollo temprano.

¿Cuáles son las ventajas de los tratamientos tempranos?

Hay muchos beneficios para tu hijo si recibe un tratamiento ortodóntico temprano. Atender los problemas desde el primer momento, evita que vayan a peor. Asimismo, se previenen otros problemas de desarrollo durante los años de crecimiento. Otras ventajas de los tratamientos tempranos son:

  • Reducir la probabilidad de que los dientes permanentes salgan torcidos
  • Monitorear el crecimiento de la mandíbula y orientar su desarrollo
  • Solucionar los problemas con los espacios entre los dientes permanentes
  • Ayudar a evitar que los dientes se muevan o se tuerzan
  • Solucionar problemas actuales con dientes torcidos o apiñados
  • Reducir la probabilidad de tener que extraer los dientes permanentes más adelante
  • Ayudar a los niños preocupados por la apariencia de sus sonrisas

Además de los beneficios estéticos que procuran estos tratamientos ortodónticos tempranos, corregir los problemas también puede ayudar a mejorar la dicción y la habilidad de hablar con claridad, así como facilitar la masticación de diferentes alimentos. Por otro lado, los tratamientos ortodónticos tempranos ayudarán a tu pequeño a que esté preparado para los brackets, una vez esté listo para esta parte del tratamiento.

¿A qué edad le pondrán los brackets a mi hijo?

La mayoría de los niños no empiezan a llevar brackets hasta que se les han caído todos los dientes de leche. En el caso de las niñas, esto suele suceder alrededor de los diez u once años; mientras que, en el caso de los niños, esto puede darse entre los once y trece años. Antes de colocar los brackets, el ortodoncista podría recomendar otros tipos de tratamientos que beneficiarían a los niños una vez tuvieran que ponerse la ortodoncia.

Para solucionar problemas con dientes torcidos o espacios entre los dientes, se puede llevar un retenedor con pequeños alambres. Este retenedor se pone sobre los dientes permanentes que están desarrollándose y ayuda a sujetarlos para que adopten una posición correcta. Una vez el niño alcanza la edad adecuada y está preparado para llevar los brackets, el retenedor habrá ayudado a que el tiempo del tratamiento ortodóntico sea menor, en comparación con otros niños que empezaron el tratamiento en edad adolescente.

Otro aparato de ortodoncia que los niños más pequeños pueden llevar son los alineadores invisibles, como Invisalign. Estos alineadores se colocan en los dientes y sirven como guía para que se mantengan en el lugar deseado, al tiempo que enderezan las piezas dentales poco a poco. La ortodoncia invisible es muy recomendable si tu hijo está muy preocupado por su apariencia física.

¿Por qué no esperar a la adolescencia para ponerles brackets?

Si esperas a que tus hijos sean adolescentes para visitar al ortodoncista, se pueden haber desarrollado ya todo tipo de problemas. Podrían presentar problemas de mordida: sobremordida o submordida; podrían tener dientes torcidos o apiñados; podrían presentar espacios entre los dientes; podrían incluso tener muelas impactadas.

Además, podrían necesitar tratamientos de otro tipo o de más larga duración, como la extracción de piezas dentales antes de la colocación de los brackets. Por no mencionar que la mayoría de los problemas bucodentales que presentan los adolescentes podrían haber sido más fáciles de solucionar si hubieran comenzado un tratamiento cuando era más jóvenes.

Otro motivo por el que no es recomendable esperar a la adolescencia para iniciar los tratamientos ortodónticos es que, normalmente, después deben llevar los brackets o Invisalign durante dos, tres años, o incluso más. Si hubieran visitado al ortodoncista a la edad de siete años, con revisiones regulares, los tratamientos de ortodoncia hubiesen durado mucho menos (un año, dos a lo sumo).

Como puedes comprobar, las visitas en edades tempranas ayudan a diagnosticar problemas potenciales y planificar tratamientos ortodónticos efectivos mucho antes de que tus pequeños sean adolescentes. Además, llevar a tus hijos al dentista desde que son muy jóvenes permite que empiecen a desarrollar un vínculo de confianza con el ortodoncista y así sentirse cómodos en la clínica dental.

¿Por qué elegir Clínicas Dentalbell?

En Clínicas Dentalbell, tanto en la Clínica dental de Dos Hermanas como en la Clínica dental de Utrera, creemos que la vida es mejor con una buena sonrisa. Hacemos todo lo posible para que la experiencia de nuestros pacientes sea única, placentera, adaptada a sus objetivos y a sus necesidades. Además, nos preocupamos para que las visitas de los más pequeños sean relajantes, divertidas y emocionantes. Te ofrecemos todas las comodidades para que siempre quieras volver a visitarnos.

Si tienes más preguntas sobre los tratamientos de ortodoncia para tu hijo o para ti, o para concertar una primera cita, no dudes en rellenar nuestro formulario de solicitud online o contáctanos directamente por teléfono.

Dra. Rocío Esther Villoslada

Dra. Rocío Esther Villoslada

Doctora Licenciada en Odontología por la Universidad de Granada y Máster en ortodoncia, especializada en ortodoncia invisible Invisalign y ortodoncia lingual. Diploma especialización en odontopediatría.

Artículos relacionados

Respondemos a las preguntas más frecuentes sobre cirugía bucal

La cirugía bucal es un procedimiento que puede programarse por múltiples razones. Como cualquier otra cirugía, es normal sentir aprensión…

¿Cómo se realiza el blanqueamiento dental en la clínica?

¿Por qué elegir el blanqueamiento dental profesional en una clínica dentista en lugar de hacerlo en casa? ¿Cuáles son los…

¿Cuáles son las causas del dolor de muelas?

Un dolor de muelas puede tener muchas causas diferentes: desde una caries hasta retracción de encías, pasando por una infección…

Suscríbete a nuestra Newsletter

Al suscribirte aceptas recibir periódicamente en tu cuenta de correo los últimos artículos publicados

Call Now Button