¿Prótesis dentales fijas o removibles?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¡Las "dentaduras postizas" ya no son lo que eran! Te explicamos las diferencias entre las prótesis dentales fijas y removibles para que elijas sabiamente.
¿Prótesis dentales fijas o removibles?

Cuando pensamos en las dentaduras postizas, solemos imaginar un juego completo de dientes con encías rosadas dentro de un vaso de agua en la mesilla de noche. Pero ¿sabías que la palabra “dentadura postiza” se usa para referirse a varios tipos diferentes de dientes protésicos? Por ejemplo, está la prótesis parcial fija (comúnmente llamada “puente”), la prótesis parcial removible y la prótesis completa removible (la que está en el vaso).

¿Cuál es la diferencia entre todas estas “dentaduras postizas”? Esencialmente, una dentadura o prótesis removible (como su nombre indica) es fácil de quitar, mientras que una dentadura fija solo puede retirarse en la clínica dental. Pero al elegir entre uno de estos dos tipos, no solo está en juego la capacidad de quitar y poner, sino también las importantes implicaciones para la salud y confianza en uno mismo.

Las dentaduras removibles aceleran la pérdida ósea

No hace mucho tiempo, las dentaduras postizas extraíbles fueron las mejores, y de hecho, las únicas que la odontología protésica con sistema de reemplazo de dientes podía ofrecer. Sin embargo, las dentaduras removibles acarrean ciertos problemas. Su inestabilidad en la boca a menudo requiere que el usuario realice ajustes constantes, como comer alimentos principalmente blandos y tener mucho cuidado al hablar y masticar. Con el tiempo, incluso después de que uno ha aprendido a arreglárselas con ellas, tienden a deformarse. Esto sucede porque usarlas acelera la pérdida ósea en la mandíbula. La pérdida ósea se acelera debido a la presión que las prótesis aplican en las crestas óseas que antiguamente sujetaban los dientes.

La pérdida de tejido óseo dentro de la mandíbula es invisible, pero sus efectos se acaban notando. Cuando se pierden los dientes, el hueso adyacente se reabsorbe por los procesos naturales del cuerpo. Con el tiempo, el volumen y la densidad ósea disminuyen significativamente. Por eso las dentaduras dejan de ajustarse correctamente. A medida que el hueso se encoge, la distancia entre la nariz y la barbilla también disminuye, y el apoyo para los rasgos faciales se colapsa.

Las prótesis sobre implantes previenen la pérdida ósea

Las dentaduras removibles no detienen la pérdida ósea, pero hay una manera de reemplazar permanentemente un conjunto completo de dientes y prevenir la pérdida ósea: prótesis sobre implantes que se fijan en la boca. Anclados firmemente en el tejido óseo vivo, los implantes dentales proporcionan la estimulación y el apoyo necesarios para evitar la pérdida del hueso. El hueso de la mandíbula en realidad se fusiona con el implante, debido a las notables propiedades del titanio, el metal del cual están hechos los implantes dentales.

Debido a su anclaje firme, los implantes forman una base sólida para dentaduras fijas. Cuatro implantes son suficientes para sujetar un juego completo de dientes superiores o inferiores. Cuando la prótesis se adhiere a los implantes, nunca más te preocuparás por si se afloja o se mueve. Eso significa que podrás comer lo que quieras, hablar con normalidad y olvidarte de las molestas cremas y adhesivos para dentaduras postizas.

Las prótesis fijas sobre implantes son prácticamente como tus propios dientes naturales y mejoran tu calidad de vida. Aunque son más caras al principio, también son la mejor inversión a largo plazo, ya que nunca tendrás que sustituirla.

Israel Ortiz

Israel Ortiz

El Dr. Israel Ortiz forma parte de nuestro equipo médico de profesionales, con una dilatada experiencia en la especialidad de la odontología.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Al suscribirte aceptas recibir periódicamente en tu cuenta de correo los últimos artículos publicados

Call Now Button
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by