¿Qué son las muelas del juicio?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¿Qué son las muelas del juicio? Como ya sabes, es entre los 17 y los 25 años cuando llegamos a tener lo que podríamos llamar buen juicio. Bueno, más bien no. Entonces, ¿por qué a esos molares tardíos los llamamos muelas del juicio?
¿Qué son las muelas del juicio?

La salida de nuestros terceros molares llega en ese período de transición entre adolescencia y adultez. Se piensa que con la edad llega el buen juicio y la madurez, por lo que a estos dientes tardíos los acabamos llamando muela del juicio.

Sin embargo, cualquiera que se haya enfrentado a una muela del juicio impactada o infectada sabe que estos dientes nos hacen sentir de todo menos juiciosos. Se cree que el desarrollo y aparición de los terceros molares es una respuesta evolutiva a las dietas y hábitos masticadores de nuestros ancestros. Sus dietas, consistentes en comida cruda, causaba daño y desgaste en sus dientes. Debido a este desgaste natural, la llegada de tales dientes tardíos era algo bienvenido, pero en esta era en la que vivimos causan más problemas que beneficios.

Algunas personas tienen todas las cuatro muelas del juicio, mientras que otras pueden tener un par ¡o ninguna! Puede que aparezcan rectas, sin causar ningún tipo de problema con los otros dientes, en cuyo caso no necesitan ser extraídos. Sin embargo, se extraen de todas maneras para evitar caries entre la muela del juicio y la adyacente, ya que son difíciles de limpiar adecuadamente.

Cuando las muelas del juicio están ahí escondidas y no se atreven a salir de las encías, las llamamos impactadas. Un impactado de tejido blando quiere decir que el diente está bajo la encía y puede salir o no, mientras que un impactado parcial completo significa que el diente está obstruido completa o parcialmente por el hueso de la mandíbula. Las muelas del juicio impactadas deberían de ser extraídas porque suponen un riesgo de pericoronitis, que es lo que ocurre cuando la bacteria y la placa se enquistan en la porción de encía que cubre la muela del juicio, causando un absceso. Un absceso puede ser muy doloroso y muy peligroso, por lo que es importante avisar a tu dentista si experimentas algún tipo de dolor debido a tus muelas del juicio.

Las muelas del juicio también se extraen en el caso de que las radiografías muestren que son dañinas para la salud u organización de los otros dientes.

Israel Ortiz

Israel Ortiz

El Dr. Israel Ortiz forma parte de nuestro equipo médico de profesionales, con una dilatada experiencia en la especialidad de la odontología.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Al suscribirte aceptas recibir periódicamente en tu cuenta de correo los últimos artículos publicados