Cómo cepillar los dientes de tu bebé

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Cepillar los dientes del bebé desde que aparecen, iniciará un hábito que se traducirá en unos dientes sanos de por vida. Es necesario cuidar de los dientes del bebé tan pronto como sean visibles en la boca, permitiéndote detener la caries antes de que aparezca.
Cómo cepillar los dientes de un bebé

Cepillar los dientes del bebé desde que aparecen, iniciará un hábito que se traducirá en unos dientes sanos de por vida. Los niños empiezan a dentar entre los 6 y los 12 meses de edad, y desarrollan 20 dientes antes de los 3 años.

Es necesario cuidar de los dientes del bebé tan pronto como sean visibles en la boca, permitiéndote detener la caries antes de que aparezca.

Por qué los dientes del bebé son importantes

Los dientes de leche ayudan a los niños a masticar la comida, pero además ayudan a formar palabras y sonidos para hablar. Cepillar los dientes regularmente con los productos adecuados reduce la placa bacteriana que forma la caries y previene la pérdida de dientes.

Los dientes de tu hijo también son necesarios para sostener el espacio en la mandíbula, antes de la llegada de los dientes permanentes. Si desarrollan caries o se caen prematuramente, tu hijo puede sufrir un desarrollo inadecuado en la erupción del segundo conjunto de dientes, que se supone que les durará toda la edad adulta.

La caries en los dientes de leche necesita un buen tratamiento. Puede ser un proceso incómodo para tu hijo, por lo tanto, reduce la probabilidad de problemas con una buena higiene dental. El mejor curso de acción es cepillar los dientes del bebé todos los días y limitar el consumo de azúcares.

El comienzo de la dentición

Los bebés comienzan a mostrar signos de dentición antes de que los dientes de leche salgan. El primer diente puede salir a los seis meses, o a veces más adelante. Las encías de tu bebé pueden hincharse o enrojecerse, favoreciendo la salivación frecuente. Incluso puede experimentar insomnio e irritabilidad. Para ayudarlo con estas molestias puedes:

  • Frotar sus encías con un dedo
  • Darle un mordedor frío
  • Aplicar una gasa húmeda en las encías
  • Darle un analgésico para bebés (siempre bajo prescripción pediátrica)

Cepillado de dientes del bebé

El cepillado de dientes del bebé debe comenzar en las encías. Simplemente límpialas con una gasa húmeda. Los dientes del bebé no necesitan un cepillo de dientes, ya que es demasiado pronto para eso. Limpiar las encías de los dientes de leche a punto de salir es suficiente para eliminar la placa. “Cepilla” los dientes o las encías de tu bebé dos veces al día, especialmente después de comer y antes de acostarse. Una vez que los dientes de leche hayan salido completamente, puedes usar un cepillo de dientes apropiado. El cepillo de dientes adecuado debe ser suave, con el cabezal pequeño y de mango ancho.

Alicia Blanco

Alicia Blanco

La Dra. Alicia Blanco Mateos forma parte de nuestro equipo médico de profesionales, con una dilatada experiencia en la especialidad de la odontología conservadora.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Al suscribirte aceptas recibir periódicamente en tu cuenta de correo los últimos artículos publicados