Cómo evitar que los niños tengan miedo al dentista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Dicen que unos temen al estridente sonido de sus instrumentos. Otros al muy posible dolor, o a la sensación de que están invadiendo tu boca. Motivos no les faltan a los que tienen odontofobia, pero… ¿se puede ayudar a nuestros niños a evitarla?

Según estudios, más de tres cuartas partes de la población le tienen miedo al dentista, convirtiéndose en algunos casos en fobia. En el caso de los más pequeñines de la casa este temor es aún mayor, sobre todo por el miedo a lo desconocido.

¿Miedo al dentista? ¡No con estos consejos!

Con estas pequeñas rutinas y consejos podrás evitar que tu niño tenga miedo al dentista, facilitándole así una dentadura sana para toda su vida.

Haz que vea normales las visitas al dentista

Es importante naturalizar la relación entre niño y dentista. Las visitas a la consulta deben ser rutinarias, al igual que visitamos al pediatra. La primera visita debe ser cuando le salga el primer diente, no más tarde. Si desde entonces se hacen visitas periódicas, el odontólogo ya será parte indisoluble de la salud del niño.

Como muy tarde, su primera visita debería ser a los tres años, cuando ya tienen todas las piezas dentales.

Da buen ejemplo

También tienes que cumplir esta rutina de visitas. Si tus hijos ven que vas al dentista de forma habitual, que te dejas tocar los dientes y que no tienes miedo, lo aceptará con más facilidad.

Los hábitos de higiene son importantes para toda la familia, especialmente para los más pequeños. Habitúa a tus hijos a las visitas regulares al dentista en Dos Hermanas o al dentista en Utrera.

La actitud importa

Ayudarás mucho si tienes una actividad positiva, explicándole a tu peque a dónde vas y por qué, para que no le coja por sorpresa. No podemos decirle que vamos al parque y que se encuentre con un señor metiéndole cosas en la boca. Tampoco le tranquilices con frases como “no temas que no te dolerá”, porque más que tranquilizar, asustan.

El premio

Podríamos decir que el premio por la visita al dentista es tener una dentadura en perfecto estado de revista, pero eso no se lo cree ningún niño. Si se ha portado bien, dale un pequeño premio: un sobre de cromos, unas pinturas, alguna baratija.

Álvaro Pecellín Sánchez

Álvaro Pecellín Sánchez

El Dr. Álvaro Pecellín Sánchez forma parte de nuestro equipo médico de profesionales, con una dilatada experiencia en la especialidad de la odontología.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Al suscribirte aceptas recibir periódicamente en tu cuenta de correo los últimos artículos publicados

Call Now Button
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by