La periodontitis o Enfermedad de las encías: tipos, tratamiento, causas y prevención

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
La enfermedad de las encías o enfermedad periodontal es una condición bastante común que afecta a los tejidos que rodean los dientes. Los síntomas son inflamación y enrojecimiento de las encías y, en ocasiones, dolor. Ignorar este problema puede provocar recesión de las encías e incluso pérdida de piezas dentales.
Enfermedad de las encías: tipos, tratamiento, causas y prevención

Qué es la periodontitis o enfermedad de la encías

La enfermedad de las encías (conocida también como enfermedad periodontal) tiene serias consecuencias para la salud dental. Es una afección crónica que puede desarrollarse rápidamente en cualquier persona. En el peor de los casos, los resultados son dientes infectados y sueltos que deben quitarse.

La gran mayoría de los adultos padecen (o han padecido) algún tipo de enfermedad de las encías, aunque haya sido durante un breve periodo de tiempo. La enfermedad de las encías, por otro lado, se puede prevenir manteniendo una buena rutina de higiene bucodental. Esto incluye cepillado y uso del hilo dental, visitas regulares con tu dentista de confianza y citas con el higienista dental.

Cuáles son los síntomas

Sabemos que el sangrado de encías está estrechamente relacionado con la forma en que nos cepillamos y usamos el hilo dental. La mayoría de las personas ni se cepillan ni usan el hilo dental regularmente. Es por ello que quitar la placa suele convertirse en una “odisea” con el paso del tiempo. La enfermedad de las encías puede ser solo un síntoma de muchos otros problemas en tu cuerpo. Si sospechas que tienes la enfermedad de las encías, estos signos pueden indicarte que ya es hora de acudir a tu clínica dental de confianza.

Encías sangrantes

No es normal que las encías sangren con el cepillado o el uso del hilo dental. Como regla general, la acumulación de bacterias debajo de las encías puede causar sangrado cada vez que te cepillas. Si no se trata, el sangrado suele empeorar.

En Dentalbell realizaremos un examen diseñado para medir la gravedad de tus encías sangrantes.

Recesión de encías

¿Parece que tus dientes se están alargando? Esto puede deberse a que las encías que los rodean están retrocediendo. La recesión de las encías es un signo de que la enfermedad de las encías está avanzando.

Cuando esto ocurre, la profundidad del collar de tejido de las encías alrededor de tus dientes aumenta. El problema es que, a continuación, se vuelve difícil eliminar los alimentos y los residuos con el cepillado y el uso de hilo dental.

Sensibilidad dental

La recesión de las encías puede llevar a la sensibilidad dental. En estos casos, la sensibilidad sería un signo de enfermedad de las encías. El tejido de las encías inflamado crónicamente deja expuesta la superficie de la raíz del diente. Esta raíz expuesta hace que el diente sea más susceptible a la caries, al desgaste y a la posible pérdida de piezas.

Causas de las enfermedades en las encías

La enfermedad de las encías se origina principalmente cuando la placa acumulada alrededor de los dientes no se elimina correctamente. Quizás te cueste cepillarte los dientes si llevas ortodoncia, tienes implantes dentales o llevas algún tipo de prótesis dentales.

Otras causas de la enfermedad de las encías son el tabaco, la diabetes, el embarazo, tomar medicación que te produzca sequedad bucal, o comer alimentos con demasiado azúcar. La edad o tener un sistema inmune debilitado también pueden hacerte más propenso a padecer la enfermedad de las encías.

Tipos de enfermedad de las encías

Existen tres tipos principales de la enfermedad periodontal: gingivitis, periodontitis, y gingivitis ulcerativa necrosante aguda (GUNA). La gingivitis es la inflamación de los tejidos que circundan los dientes. Si la gingivitis no se trata a tiempo, puede derivar en otro tipo de enfermedad de las encías llamada periodontitis, la cual afecta al hueso y ligamentos periodontales que sujetan los dientes. La gingivitis ulcerativa necrosante aguda es un tipo de enfermedad de las encías que suele aparecer de repente.

La enfermedad de las encías no es siempre dolorosa, por lo que es posible que no sepas que la tienes. He aquí la importancia de visitar al dentista para realizarte chequeos regulares.

Gingivitis

La gingivitis está causada por la acumulación de placa, una sustancia suave y pegajosa originada por bacterias. Si no retiras la placa de tus dientes mediante un cepillado efectivo y el uso regular del hilo dental, tus encías pueden inflamarse. También es posible que tus encías lleguen a sangrar al usar el cepillo de dientes, aunque esto generalmente no es doloroso.

Si eliminas la placa y cuidas de la salud de tus dientes y encías, lo más probable es que la gingivitis mejore. Pero si no te deshaces de la placa correctamente, quizás desarrolles un tipo más serio de enfermedad de las encías: periodontitis.

Los síntomas de gingivitis son:

  • Sangrado de encías tras el cepillado o uso de hilo dental, o después de comer algo duro como una manzana
  • Mal aliento (halitosis)
  • Inflamación o enrojecimiento de las encías

Si tienes síntomas de gingivitis, quizás puedas solucionarlo en casa usando técnicas correctas de higiene bucodental, o también puedes visitar a tu dentista para una limpieza dental profesional. De esto modo se elimina cualquier rastro de bacterias, placar o sarro.

Periodontitis

Si tu gingivitis no se trata, la inflamación puede extenderse a los ligamentos periodontales y el hueso que sujetan los dientes. Este tipo de enfermedad de las encías se llama periodontitis. Es posible que tus encías empiecen a retroceder dejando el diente más expuesto, y se creen bolsas. En estas bolsas la placa se queda atrapada y seguramente no podrás alcanzarla con el cepillo de dientes para eliminarla.

Con el tiempo, la placa se endurece y se convierte en sarro. Esto puede irritar tus encías incluso más aún que la acumulación de placa. Es probable que las bolsas se hagan más profundas y dificulten más la limpieza, empeorando el problema. A veces se desarrolla una infección en las encías, ya que el pus se puede acumular debajo y causar abscesos.

La periodontitis que no recibe tratamiento provoca que las encías se retraigan del diente (recesión de las encías). Las raíces dentales quedarían expuestas, causando mayor sensibilidad. Si sufres pérdida ósea, tus dientes empezarían a aflojarse. Si la periodontitis no se trata durante años, podrías incluso perder piezas dentales.

Cuando la gingivitis se convierte en periodontitis, quizás experimentes estos síntomas:

  • Mal aliento (halitosis)
  • Recesión de encías y sensibilidad dental
  • Dientes flojos
  • Mal sabor de boca
  • Abscesos en las encías (pus acumulada bajo las encías)

Si sufres cualquiera de estos síntomas, por favor, ponte en contacto de inmediato con tu dentista.

Gingivitis ulcerativa necrosante aguda (GUNA)

La gingivitis ulcerativa necrosante aguda es un tipo muy grave de enfermedad de las encías que se desarrolla de repente. Se trata de una infección bacteriana que causa inflamación, úlceras, mal aliento y dolor. La GUNA debe ser tratada por un dentista tan pronto como sea posible.

Los síntomas de la gingivitis ulcerativa necrosante aguda incluyen:

  • Úlceras muy dolorosas que sangran con facilidad
  • Mal aliento (halitosis)
  • Sabor metálico en la boca
  • Dificultad para tragar o hablar
  • Producción de saliva en exceso
  • Es posible que tengas fiebre y sientas malestar general

Si padeces cualquiera de estos síntomas, acude a tu clínica dental de inmediato.

Tratamiento de la enfermedad: la periodoncia

El tipo de tratamiento dependerá de la seriedad de la enfermedad periodontal. El objetivo del tratamiento es controlar cualquier tipo de enfermedad de las encías existente y prevenir otros problemas.

  • Es posible tratar una enfermedad de las encías leve (gingivitis) con una buena rutina de higiene dental que incluya cepillado y uso de hilo dental. Tu dentista o higienista dental te dará cita para controlar el tamaño de las bolsas periodontales, comprobar si hay sangrado, y garantizar que mejoras con el tiempo.

Si tu dentista observa que hay periodontitis:

  • El especialista revisará la profundidad de cualquier hueco entre tus dientes y encías. También se comprobará con qué facilidad se produce el sangrado y cuánta placa y sarro hay acumulados en tus dientes. Es posible que sea necesaria una radiografía para comprobar el estado de los dientes y la mandíbula.
  • Si la infección es seria, puede requerirse un curetaje dental para tratar la periodontitis o la gingivitis ulcerativa necrosante aguda (GUNA). El curetaje dental permite retirar la placa, el sarro y el tejido dañado del diente. Para este procedimiento suele emplearse anestesia local, para mayor comodidad del paciente.
  • Pueden recetarse antibióticos si la infección es muy grave. También es posible tratar la proliferación bacteriana con enjuague bucal antiséptico. No obstante, los enjuagues bucales no eliminan la placa acumulada en tus dientes: esto debe ser tratado en la clínica dental.
  • Si padeces una periodontitis más seria, y los demás tratamientos no han funcionado, tu dentista puede derivarte a un periodoncista. El periodoncista es el odontólogo especializado en periodoncia (enfermedades de las encías) y está capacitado para realizar cirugías en caso necesario. La cirugía de encías puede ayudar a eliminar las bacterias y reparar el hueso. También es posible mejorar la recesión de encías, así como de reducir la sensibilidad dental.

Prevención de la periodontitis

Puedes prevenir la enfermedad de las encías controlando la cantidad de placa y sarro que se acumula en tus dientes. Para ello, deberás:

  • Cepillarte los dientes y usar hilo dental correctamente. Cepíllate los dientes durante al menos 2 minutos dos veces al día y usa el hilo dental todos los días. Enjuagarte la boca con enjuague bucal no elimina la placa: necesitas cepillarte bien con tu cepillo de dientes y usar el hilo dental para asegurarte de que no se queda ningún resto de comida atrapado entre ningún diente. Tu higienista dental te enseñará la técnica correcta para un buen uso del cepillo y de la seda dental.
  • Visitar al dentista y al higienista con regularidad. Si visitas a tu higienista para realizarte tratamientos de limpieza dental, conseguirás deshacerte de la acumulación de restos de comida, placa y sarro en tu boca y por debajo de la línea de las encías. El hilo dental y el cepillado en casa no pueden eliminar el sarro. Las revisiones periódicas también permitirán a tu dentista mantener un seguimiento de tu salud bucal general, lo que significa que podría detectar cualquier problema de manera temprana.
  • Dejar de fumar. Si eres fumador, habla con tu médico de cabecera o con tu farmacéutico de confianza para que te ayuden a dejar este mal hábito. El tabaco te hace más susceptible de padecer la enfermedad de las encías y, en caso de que aparezca, el tratamiento puede ser más complicado.

Si sospechas que puedas tener la enfermedad de las encías, ya sea gingivitis, periodontitis o gingivitis ulcerativa necrosante aguda, ¡busca el consejo de tu dentista! Puedes visitar cualquiera de nuestras Clínicas Dentalbell, tanto en Dos Hermanas como en Utrera, y pedir cita hoy mismo con nuestros profesionales de la salud bucodental.

Puedes consultar más información acreditada aquí. 

Álvaro Pecellín Sánchez

Álvaro Pecellín Sánchez

El Dr. Álvaro Pecellín Sánchez forma parte de nuestro equipo médico de profesionales, con una dilatada experiencia en la especialidad de la odontología.

Artículos relacionados

La importancia de un buen cepillado de dientes

¿Sabías que un buen cepillado de dientes es el procedimiento más importante de todos? Dentalbell te ofrece estos consejos sobre…

Descubre todos los tipos de prótesis dentales

¡Las prótesis dentales ya no son lo que eran! Los tiempos en que la única solución posible para la sustitución…

Invisalign: la ortodoncia invisible de la que todos hablan

¡Descubre Invisalign! Un novedoso tratamiento de ortodoncia invisible, cómodo y sencillo, que te sorprenderá. Invisalign ofrece resultados inmejorables y una…

Suscríbete a nuestra Newsletter

Al suscribirte aceptas recibir periódicamente en tu cuenta de correo los últimos artículos publicados

Call Now Button
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by